Hoy en día encontramos una confrontación de ideas en cuanto a las nuevas tecnologías se refiere, por un lado vemos una opinión negativa como la de Manfred Spitzer, que critica la aparición de las tics en las aulas, y otras muy contrarias como Miguel María  Reyes Rebollo o Carmen Siles Rojas ambos Profesores en la Universidad de Sevilla, que señalan la importancia del ordenador dentro del proceso de aprendizaje.

Por ello nuestra entrada de hoy la hemos dirigido a un artículo publicado en la web del abc, donde nos habla del impacto que tienen las nuevas tecnologías dentro del aprendizaje (aunque más bien creemos que es un ataque directo). Así pues, tras una lectura minuciosa de dicho artículo, hemos querido recalcar algunos factores positivos y otros negativos que nos dan a probar.

SI es bien cierto que nos destaca la facilidad que nos ofrece en nuestro día a día, ya sea en el trabajo o en los estudios, la ventaja comunicativa que nos ofrece para contactar con personas que nos separa la distancia, y la capacidad de acceder a cualquier información, en cualquier momento y en cualquier lugar, da más valencia a desventajas como la disminución en el proceso de aprendizaje, las tendencias antisociales que se generan o la información menos efectiva comparada con la ofrecida con el papel “de toda la vida”.

No queremos buscar llevaros a una posición a favor o en contra de las tecnologías, pues tenemos claro que tiene sus pros y sus contras el hecho de vivir en una sociedad inmersa en la era tecnológica, pero queremos dejar constancia tanto de los beneficios como de los perjuicios que estas generan.

Es muy común querer posicionarse en uno de los bandos que hemos desarrollado anteriormente, pero igual que no todo es negro o blanco, todo no es bueno o es malo, existen infinidad de visiones, pensamos que las nuevas tecnologías son herramientas que pueden ayudar en el proceso de aprendizaje; el problema es únicamente el querer sustituir dicho proceso por uno que meramente utilice las nuevas tecnologías.

“El uso educativo de las TICs fomenta el desarrollo de actitudes favorables al aprendizaje de la ciencia y la tecnología (…), el uso de programas interactivos y la búsqueda de información científica en Internet ayuda a fomentar la actividad de los alumnos durante el proceso educativo, favoreciendo el intercambio de ideas, la motivación y el interés de los alumnos por el aprendizaje de las ciencias.” (Pontes, 2005)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s